Xixona mejorará parte de las infraestructuras del barrio Sagrada Familia con un proyecto que asciende a cerca de 450.000 euros

By
Updated: noviembre 6, 2015

Los trabajos de remodelación consisten, esencialmente, en la renovación de las aceras y del aglomerado de las calzadas, en la ejecución de un nuevo colector de saneamiento, en la sustitución de tuberías de la red de abastecimiento de agua potable y en la mejora del alumbrado público en algunas calles.

El Ayuntamiento de Xixona iniciará a principios de 2016 los trabajos de renovación de infraestructuras y pavimentos en varias de las calles del barrio Sagrada Familia, gracias a un proyecto subvencionado por la Diputación de Alicante cuyo importe total asciende a cerca de 450.000 euros.

Las obras, recogidas en el Estudio de Ordenación del Barrio, contemplan la renovación de la mayor parte de las aceras existentes y del aglomerado de la calzada, para lo que se prevé la demolición de parte de los encintados y del pavimento actual. No obstante, la concejala de Urbanismo, María Teresa Carbonell, ha indicado que “las rasantes de las nuevas aceras respetarán las existentes en todas aquellas zonas en las que las edificaciones se hayan consolidado y se ejecutarán sobre las actuales en los tramos en los que no se ha previsto la demolición, mejorando en ambos casos la accesibilidad a los portales”.

El proyecto recoge, además, la instalación de un nuevo colector de saneamiento en la calle Corts Valencianes que sustituirá la actual instalación, ya obsoleta, y que tendrá su origen en las calles Font de Pineta y Antoni Galiana i Moltó, convirtiéndose en el colector principal al sur del barrio. Esta nueva infraestructura atravesará los terrenos de la zona deportiva y capturará las acometidas domiciliarias y el desagüe del campo de fútbol, ayudando al mismo tiempo a descargar el colector de la calle Josep Belda, desviando parte de su caudal a la cabecera del colector de la calle Font de Cotelles.

El consistorio jijonenco acometerá otras obras complementarias en la red de abastecimiento de agua potable de la zona, instalando sendos tramos de tubería de fundición en la calle Artesà Gelador con la Avenida de Joan Fuster, a través de las calles Gabriel Miró y Antoni Galiana i Moltó, y desde la calle Font de Serenyà con el lado opuesto de la calle Francesc Nicolau Mira.

Finalmente, el proyecto previsto por el Ayuntamiento contempla la ejecución de una obra civil sobre la instalación de alumbrado público, que posibilitará la posterior renovación del mismo, con la eliminación de los tendidos y cableados aéreos actuales.

El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publicaba el pasado 4 de noviembre la apertura del plazo de licitación de estas obras, cuyo plazo de ejecución es de 5 meses, para que todas las empresas interesadas en concurrir a la adjudicación de este proyecto puedan presentarse antes del próximo 3 de diciembre de 2015.