Salud Pública de El Campello propone sancionar a una mujer con 300 euros por no recoger las heces de su perro en la vía pública

By
Updated: junio 20, 2024

Pese a las dificultades que entrañan este tipo de actuaciones ante lo complicado que resulta identificar al o la infractora en el momento adecuado para que no haya dudas, la Policía Local de El Campello ha expedientado a una mujer por no recoger los excrementos de su mascota de la vía pública, cuando los agentes estaban delante.

            El caso se registró el pasado día 12, cuando los policías actuaron tras ser avisados de la existencia de su perro suelto y sin control alguno en la vía pública, algo que también es motivo de sanción.

            Cuando apareció la propietaria, el animal hizo sus necesidades en la calle, y ella no recogió las heces, por lo que se le pidió la documentación. Ahora corresponde a los técnicos decidir el montante de la multa, que puede alcanzar en este caso los 300 euros. Como marca la normativa, la mujer tiene derecho a presentar las alegaciones que estime oportunas, y después los técnicos decidirán y resolverán.

            El concejal de Salud Pública, Marcos Martínez, se muestra tajante. “No es la primera sanción, y damos por hecho que no será la última”, señala. “Las campañas de sensibilización son continuas, y ya anunciamos que se acababa la pedagogía para pasar a la acción sancionadora ante conductas incívicas como esta”. Las multas que se imponen pueden llegar a los 3.000 euros en caso de reincidencias.

            Marcos Martínez recuerda que los propietarios de mascotas están obligados a unas mínimas normas de urbanidad y salud, como que estén identificadas con un microchip, que estén debidamente vacunadas e inscritas en el censo municipal de animales de compañía.

            En todo momento debemos impedir que los animales depositen sus deyecciones en la vía pública, y si ello no fuera posible, siempre hay que recoger las deposiciones y depositarlas en una papelera en una bolsa cerrada.

            En lo que respecta a los orines, hay que limpiarlos con una disolución de agua y vinagre, que los propietarios del animal deben portar consigo en una botella.