Reunión entre el concejal de comercio de Sant Joan y los comerciantes del municipio con los programas de ayudas al comercio y a la hostelería como tema central

By
Updated: marzo 17, 2021

Pasadas las 22:00 horas del día de ayer y tras dos horas de reunión, finalizó el encuentro telemático que mantuvieron representantes de la Asociación de Comerciantes y Afines de Sant Joan, junto con una representación de los comerciantes del Mercado Municipal, con el concejal del área Manel Giner. En esta reunión se expuso el calendario y la metodología a seguir tanto en el procedimiento de las ayudas del Plan RESISTIR, como en la segunda edición de las Ayudas Directas, entre las que se incluyen el programa de Bonos al Consumo y el segundo paquete de ayudas que lanzará la Conselleria, y donde los comerciantes tuvieron la posibilidad de transmitir a la concejalía sus propuestas y necesidades.

En la reunión se puso en conocimiento de los comerciantes el proceso que resta hasta llegar al trámite de presentación de ayudas del Plan RESISTIR que ayer día 16, finalizó su periodo de alegaciones. Con tan solo un día por medio, estas ayudas se llevan para su previsible aprobación a un Pleno Ordinario el jueves 18 de marzo. Una vez aprobadas se enviarán para su publicación a la Base Nacional de Subvenciones y al BOP, tras cuya publicación se abrirá un plazo de 15 días hábiles para la recepción de las solicitudes a través de la Sede Electrónica municipal.

También se informó de la providencia firmada por el concejal de Comercio, el socialista Manel Giner, para que en el próximo Pleno Extraordinario previsto para el día 31 de marzo, se incorporen con cargo al remanente de tesorería los 500.000 € necesarios para la puesta en marcha de la segunda edición del programa de Ayudas Directas. Igualmente, y recogiendo las sugerencias recibidas desde los diferentes agentes, se volverá a lanzar una segunda campaña de Bonos al Consumo, tras el éxito de su primera edición en 2020. Esta campaña ha sido pionera en la provincia de Alicante obteniendo unos muy buenos resultados económicos para los comercios participantes y por este motivo ha sido reclamada para una segunda edición.

En lo tocante al Mercado Municipal se dio a conocer el Plan de Seguridad y las normas que, durante la duración de la pandemia, rigen de forma preceptiva para el recinto de titularidad municipal. A su vez se planteó llevar a estudio diferentes posibilidades en lo relativo a la gestión de los accesos que, en cualquier caso, seguirán garantizando como hasta ahora los mayores niveles de seguridad tanto para comerciantes como para consumidores, asegurando que se pueda vender y comprar en nuestro mercado municipal con total seguridad, como ha ocurrido desde el principio de la pandemia.

El Mercado Municipal va a ser receptor de modificaciones para mejorar la calidad de sus servicios mediante una modernización de las cámaras frigoríficas, la colocación de medidas de seguridad para posibilitar una limpieza de las partes elevadas del mismo, así como también la colocación de lavamanos, el asfaltado del exterior del recinto y la adquisición de cestas para facilitar el transporte de las compras entre los distintos comercios a los usuarios. Mejoras que se suman a las recientemente acometidas de colocación de las puertas mecánicas que restaban, cambio del mobiliario de los aseos del mercado y la colocación de un generador de emergencia que mantiene el suministro eléctrico en el mercado en caso de apagón.

La regulación del aparcamiento en el recinto del mercado ha sido otro de los temas tratados. Los últimos actos vandálicos terminaron conla rotura de barrera de acceso al recinto y por ese motivo se ha solicitado presupuesto de reparación. Esta reparación tiene que ser compatible con el sistema de control y regulación del aparcamiento que, mediante una ordenanza reguladora, tiene previsto instalar la concejalía como medio para solucionar el problema detectado y comunicado por los comerciantes del mercado, de falta de rotación de las plazas de aparcamiento. De igual manera se pretende dar una salida a la necesidad de aparcamiento para todo el comercio de las calles aledañas, un procedimiento que iniciará su consulta pública a lo largo de la próxima semana.

La reunión finalizó emplazándose la representación de la Asociación de Comerciantes y el concejal del área a una reunión técnica después de Semana Santa para comenzar con el desarrollo del proyecto de Directorio Comercial e implantación de un Marketplace para Sant Joan. Este ilusionante proyecto necesitará la debida pedagogía y capacitación de nuestros comerciantes y hosteleros en lo tocante a la Digitalización Comercial.

En palabras del concejal Manel Giner, la digitalización comercial en el siglo XXI no es una mejora competitiva de un comercio frente a otra. Es una necesidad de partida que no debe obviarse en el desarrollo de un proyecto comercial o de restauración, como una línea más de trabajo que responda a los entornos cada vez más competitivos y cambiantes de los hábitos de consumo. Por esta razón se volverán a sacar las Ayudas a la Digitalización en 2021 incorporando cambios de mejora sobre las ofertadas en 2020.