El Gobierno Provincial sufragará con 165.000 euros la electrificación del nuevo edificio socio-asistencial de Tibi

By
Updated: marzo 15, 2017

El diputado de Planes de Mejoras a Municipios, Bernabé Cano, y el alcalde de Tibi, Juan José Ballester, han firmado esta semana el convenio de colaboración por el que la Diputación de Alicante subvencionará las obras de electrificación del nuevo edificio socio-asistencial del municipio con una aportación de 165.300 euros.

Cano ha destacado que este proyecto “es de gran importancia para el desarrollo urbano de la localidad” y ha reiterado que el “Gobierno Provincial persigue colaborar con todos los municipios de la provincia, especialmente con los más pequeños como es el caso de Tibi, en el desarrollo de actuaciones que mejoren la prestación de servicios y con ello la calidad de vida de sus vecinos”. La ayuda se destina tanto a la redacción del proyecto como a la ejecución de la actuación, que será sufragada íntegramente por la institución provincial. Los trabajos se iniciarán previsiblemente a principios de verano y el plazo de duración de los mismos se estima en unos tres meses. La obra consistirá en dotar al nuevo edificio social-asistencial “El Llavaor”, también subvencionado por la Diputación de Alicante, de la acometida eléctrica solicitada por la compañía mediante un nuevo centro de transformación y la conexión de éste con el punto de suministro facilitado por la empresa. El Gobierno Provincial concluyó el pasado mes de noviembre la construcción de este inmueble gracias a una aportación de 528.600 euros, el 95% del presupuesto, aportando el resto el consistorio. En esta primera fase se construyó el nuevo edificio, de dos plantas, adecuándose la primera para uso asistencial (centro médico) y social (espacio para la tercera edad).

En una segunda fase, también sufragada por la institución provincial, se procederá a urbanizar el entorno urbano y adecuar la planta sótano, que se destinará a salón de actos. Esta actuación está pendiente de licitación con un importe de 354.000 euros, también costeado en un 95% por la Diputación.