El Hospital Dr. Balmis ofrece un taller de automaquillaje terapéutico para la mejora de la calidad de vida de pacientes con vitíligo

By
Updated: junio 19, 2022
  • Coordinado por personal de Enfermería, pretende contribuir a aumentar su autoestima y a tener una actitud más positiva frente a la enfermedad

Alicante (17.06.22). Una quincena de pacientes con vítiligo han asistido hoy a un taller muy especial de automaquillaje terapéutico, organizado por el Servicio de Dermatología del Hospital General Universitario Dr. Balmis.

Los coordinadores de esta actividad han sido Jenny de la Torre y Jorge Crespo, enfermeros del Servicio de Dermatología y la formación ha sido impartida por Susana Fernández, farmacéutica del Departamento de Formación de Pierre Fabre Academy.

El vitíligo es una enfermedad cutánea de origen desconocido que se caracteriza por la aparición de manchas blancas de menor o mayor extensión en diferentes partes del cuerpo. Se produce debido a una alteración que destruye los melanocitos (células productoras de la melanina que da color a la piel), lo que provoca que ésta se despigmente.

Entre un 0,5 y un 2% de la población mundial padece esta patología, que es más frecuente en mujeres y puede debutar a cualquier edad, aunque su aparición es más frecuente en personas menores de 20 años y mayores de 50.

“Al ser tan visible a nivel de la piel, el vitíligo es de las enfermedades dermatológicas que mayor impacto psicólogico generan en los pacientes”, apunta una de las organizadoras, Jenny de la Torre.

“Por ello”, continúa, “decidimos organizar esta acción, que da continuidad a experiencias previas que se realizaron en nuestro Servicio con anterioridad a la pandemia. Está centrada en el cuidado personalizado de los pacientes, bajo la premisa de que la utilización del maquillaje para camuflar las manchas tiene fines terapéuticos y puede ser de gran ayuda para quienes padecen esta enfermedad”.

En este taller, que se ha desarrollado durante dos horas, los asistentes, niños y adultos, han aprendido diferentes técnicas de maquillaje corrector y también han podido interactuar, compartir experiencias y aprender de otras personas en su misma situación.

“Esta herramienta que hemos ofrecido como complemento al tratamiento convencional, contribuye a la mejora de la calidad de vida de pacientes con este trastorno de la piel, así como a la mejora de la relación con su entorno. Sin duda, en esta formación hemos podido comprobar cómo los cambios en su aspecto pueden ayudar a aumentar su autoestima y a tener una actitud más positiva frente a la enfermedad”, remarca el enfermero Jorge Crespo.

Opciones terapéuticas

Por lo que respecta al tratamiento, su elección depende de factores como la edad, la extensión de piel involucrada o el avance de la enfermedad. “Algunas líneas de tratamiento son los corticoides tópicos o los derivados tópicos de la calcineurina”, explica el jefe del Servicio de Dermatología, el doctor José Bañuls.

El tratamiento que se ha mostrado más efectivo es la fototerapia con rayos ultravioleta B (UVB) de banda estrecha, que logra en un gran número de los casos restaurar el tono y repigmentar la piel en las zonas afectadas. “Esta terapia la realizamos en el Servicio de Dermatología del Hospital Dr. Balmis y los pacientes acuden a dos o tres sesiones por semana durante dos o tres meses, obteniendo unos buenos resultados”, añaden los enfermeros.

Asimismo, en pacientes en los que el vitíligo se ha extendido y no han funcionado otros tratamientos, también se puede recurrir a la despigmentación de las zonas sanas. En ella, se aplica un agente despigmentante en las zonas no afectadas de la piel para aclararla progresivamente.