El Ayuntamiento de Orihuela recupera y rehabilita las Norias Gemelas

By
Updated: junio 15, 2024

El alcalde de Orihuela, Pepe Vegara, y el concejal de Patrimonio Histórico, Matías Ruiz, han presentado esta mañana el fin de la rehabilitación de las Norias Gemelas “Moquita” y “Pando”, culminando así uno de los proyectos más importantes en materia de patrimonio, lo que supone la recuperación de dos elementos históricos únicos en nuestra tierra. Ambos han estado acompañados por el juez de Aguas, José Bernabé, por el comisario adjunto de la CHS, Adolfo Mérida, por la concejala de Agricultura, Noelia Grao, y por la alcaldesa pedánea de Desamparados, Ana Gloria Álvarez, así como por miembros de la Asociación de Amigos de Las Norias Gemelas Moquita y Pando.

            El concejal de Patrimonio Histórico ha recordado que en julio de 2017 el juzgado Privativo de Aguas cedió al Ayuntamiento de Orihuela las Norias Gemelas, con la finalidad de proceder a su rehabilitación para la que se destinó finalmente 420.000 euros. Así, Matías Ruiz ha destacado que la rehabilitación ha consistido en siete fases: la primera de ella de demolición y movimiento de tierras, la segunda de limpieza superficial, y la tercera de consolidación. La cuarta fase ha consistido en la reposición de faltas en el muro de sillería, la quinta en el tratamiento hidrorrepelente y fungicida, la sexta en la elevación de la rueda y sustitución de elementos dañados y por último, la fase de adecuación  del entorno.

            El edil oriolano ha agradecido “a todas las personas que han impulsado y desarrollado esta actuación tan importante para nuestro patrimonio”, mientras que también ha destacado que “las Norias Gemelas tienen un alto valor histórico y su valor se basa en la cultura del agua, el sistema de Riegos de la Huerta, regadío tradicional (de época andalusí). Tienen un valor identitario de la personalidad de un pueblo que puso su empeño en lograr una transformación radical del medio como reactivadora de la economía y promotora del desarrollo para garantizar su supervivencia”.

            La alcaldesa pedánea de Desamparados, Ana Gloria Álvarez, ha asegurado que “es una excelente noticia que vecinos y visitantes podamos disfrutar de este entorno recuperado” al tiempo que ha agradecido al Ayuntamiento de Orihuela por la actuación realizada.

            Seguidamente ha sido el turno del juez de Aguas, José Bernabé, quien ha hecho hincapié en que “esta cesión es importante por la colaboración entre administraciones y esto nos lleva a que se lleven multitud de intervenciones. Esperamos que la puesta en marcha de estas norias suponga para los vecinos de la zona y para su entorno un lugar de visita y ocio”.

            El comisario adjunto de la CHS ha afirmado que hoy “es un día para felicitar al Ayuntamiento y reconocer su esfuerzo y la colaboración institucional necesaria del Juzgado Privativo de Aguas”. En este sentido ha recordado que por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura “hemos colaborado con las autorizaciones pertinentes con la mayor agilidad y el acondicionamiento del entorno mediante el desbroce, cumpliendo con la colaboración entre administraciones”.

            Finalmente, el alcalde de Orihuela, Pepe Vegara, ha indicado que “una vez cumplido este objetivo, seguimos trabajando en la creación de un consorcio para buscar vías de financiación y establecer un órgano gestor que ejecute los trabajos necesarios para evitar el deterioro de nuestro patrimonio histórico, asegurando su conservación”. Asimismo, también ha puesto en valor la implicación y compromiso de todas las instituciones y entidades colaboradoras “por su apoyo en esta recuperación que continuará con el impulso a la declaración de Bien de Relevancia Local (BRL) de este patrimonio hidráulico”.

Aspectos históricos

            Las Norias Gemelas “Moquita” y “Pando” de Orihuela fueron construidas en el siglo XIX, pero tienen precedentes en el siglo XII, época andalusí. Moquita deriva de Benimoquetib, una alquería citada en el “Llibre dels Repartiments”; el nombre de Pando se debe al apellido de sus propietarios entre los siglos XVIII y XIX. Estuvieron activas hasta los años 80 del siglo XX y regaron unas 2.000 tahúllas. Son el único ejemplo en España de un sistema de norias dobles en el cauce principal de un río.

            Tal y como recoge la arquitecta Miriam Parra, las Norias Gemelas son ejemplos destacados “ubicadas sobre un azud que captan el agua las acequias de Molina y Alquibla. En ellas, a pesar de algunas transformaciones más recientes y de su inoperancia al ser sustituidas por motores para extraer las aguas, pueden apreciarse rasgos y elementos de su origen medieval”.