El alcalde de Elche exige al nuevo Gobierno de España que asuma el trasvase Tajo-Segura

By
Updated: enero 13, 2020

“Quiero aprovechar este día histórico para expresar una vez más el respaldo del Ayuntamiento de Elche, y mi apoyo firme e inequívoco como alcalde, al trasvase Tajo-Segura como piedra angular del desarrollo agrario de esta zona”, ha señalado esta mañana el regidor ilicitano, Carlos González, durante la celebración del centenario de la Comunidad General de Riegos de Levante que se ha desarrollado en la sede de la entidad, ubicada en el Parque Agroalimentario de la carretera de La Hoya.

El acto ha contado con la presencia del presidente de la Comunidad, Ximo Puig, del presidente de la Diputación, Carlos Mazón, de la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, y del presidente de Riegos de Levante, Javier Berenguer, entre numerosos cargos políticos y representantes de distintas entidades y colectivos de agricultores.

Esta conmemoración ha servido para presentar el libro “100 años de Riegos de Levante, Izquierda del Segura”, una obra de Joaquín Melgarejo, Andrés Molina y Patricia Fernández, que hace un exhaustivo repaso de los cien años de existencia de esta entidad, que ha sido fundamental para el desarrollo socieconómico del Sureste del país.

“Lo he dicho varias veces y lo diré una vez más: el trasvase Tajo-Segura es imprescindible, irrenunciable e insustituible, es la garantía de supervivencia del campo”, ha remarcado Carlos González durante su intervención para concluir destacando “el reconocimiento y la más alta valoración municipal a una entidad que ha sido y es clave para el progreso y la prosperidad en el campo ilicitano y, por ende, de Elche”.

González también ha exigido al nuevo gobierno de España “que no tenga dudas y que asuma que el Trasvase Tajo-Segura es un motor de progreso y de crecimiento para esta tierra y que el futuro de la agricultura en Elche y en el Sur de la provincia de Alicante depende del Trasvase”.

El presidente de Riegos de Levante, Javier Berenguer, ha destacado por su parte “la tenacidad demostrada y los logros conseguidos por nuestros agricultores en estos cien primeros años de historia. A esta historia han contribuido sin duda los empleados de la Comunidad que durante años han hecho posible el servicio de riego, así como los diferentes presidentes, miembros de la juntas de Gobierno y compromisarios de la asamblea que han guiado durante décadas esta institución”.

Reclamación de agua

Todos los intervinientes han reclamado agua para permitir el desarrollo agrícola y asegurar el futuro de miles de familias en las provincias de Alicante, Murcia y Almería. Ximo Puig ha abogado por aplicar una visión global y no segmentada para garantizar los aportes de agua. El responsable del Consell ha señalado que “queremos garantías de funcionamiento del trasvase Tajo-Segura cumpliendo la ley y el memorándum” y ha destacado la necesidad de mejorar el aprovechamiento de las aguas depuradas así como la desalación haciendo asequibles los precios.

Joaquín Melgarejo se encargado de explicar el contenido del libro, que recoge numerosos aspectos y vicisitudes de la Comunidad de Regantes a lo largo de su historia y, a modo de conclusión, ha señalado que “las reivindicaciones para el mantenimiento del Trasvase no ocultan que para la Comunidad sigue siendo prioritario obtener recursos complementarios de la desalación del agua marina y propia, de las depuradoras de aguas residuales y urbanas y de la modernización de los regadíos. Se tiene claro que para potenciar la inversión en el campo el agua debe estar garantizada y eso solo puede lograrse complementando los recursos disponibles del Trasvase y las concesiones con otros nuevos”.

Durante la celebración se ha proyectado un vídeo sobre la historia de la Comunidad y, a través de la familia de agricultores de Laureano García Agulló, acompañado de su hijo y su nieto, ambos de nombre Francisco, se ha querido simbolizar el esfuerzo y la tenacidad de los hombres del campo, de los miembros de una Comunidad de Regantes que agrupa a 22.000 comuneros y 26.000 hectáreas. Un momento emotivo en el desarrollo del acto y también esperanzador porque el más joven de la familia no dudó en poner de manifiesto su compromiso con el campo afirmando con rotundidad que “la agricultura tiene futuro”.