El equipo de gobierno ve inviable un acuerdo con el PSOE al plantear su portavoz una subida de impuestos

By
Updated: marzo 6, 2020
  • Hoy se han celebrado las reuniones con Compromís y Vox donde se han escuchado sus propuestas cuantificadas y se les han aclarado las dudas sobre determinadas partidas y sobre la ejecución de inversiones.

Alicante, 6 de marzo de 2020El alcalde de Alicante, Luis Barcala, acompañado por la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez, y la edil de Hacienda, Lidia López, han mantenido hoy otra ronda de conversaciones sobre los presupuestos de 2020 con representantes de Compromís y de Vox. Ayer se celebraron los encuentros con el PSOE y Unidas Podemos.

Tras la reunión de hoy, el alcalde ha considerado muy productivo el encuentro con los representantes de Compromís y Vox. “Han venido a la reunión con propuestas cuantificadas e incluso con movimientos de partidas lo que demuestra que han estado trabajando las cuentas presentadas por el equipo de gobierno y esto es algo de lo que nos congratulamos después de la decepcionante reunión que mantuvimos ayer con los socialistas, que vinieron con las manos vacías”. Tanto a Compromís como a Vox se les han explicado las dudas que han planteado sobre las consignaciones presupuestarias e incluso sobre la ejecución de algunas de inversiones que contemplan los presupuestos municipales de 2020.

Tras el cierre de esta ronda de contactos con las cuatro formaciones políticas que conforman la oposición municipal, el alcalde Barcala considera que “la única puerta que parece estar cerrada por completo a cualquier tipo de entendimiento es precisamente la del grupo socialista, después de que ayer no mostraran ninguna predisposición al diálogo y de que hoy haya trasladado a través de los medios de comunicación su voluntad de revertir la rebaja de impuestos que aprobamos al final de la pasada legislatura. En ningún caso el equipo de gobierno contempla subir los impuestos”. Desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante se considera que los socialistas deben decirle con claridad a los alicantinos que rechazan negociar los presupuestos municipales porque en realidad lo que quieren es subirles un cinco por ciento el IBI.