Compromís demanda test de detección del Covid para los trabajadores de los Servicios de Ayuda

By
Updated: abril 14, 2020

El grupo municipal Compromís San Juan ha trasladado al equipo de gobierno la necesidad de proteger las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) para garantizar que desarrollan su labor en las mejores garantías y que no suponen un riesgo para la salud de las personas a las que atienden.

Teresa Pastor, coportavoz del grupo municipal, afirma que con esta propuesta no sólo se protege a las trabajadoras municipales, sino que también a las personas usuarias, que son más vulnerables y pueden sufrir de una forma más agresiva las consecuencias de la infección. «La crisis sanitaria que estamos viviendo tiene una especial incidencia en las personas dependientes y en las personas mayores, que son las usuarias habituales del SAD», ha afirmado Pastor.

Ante gastos realizados por el gobierno del PSOE y Ciudadanos sólo para la protección de la Policía Local (como 25.000 € para setos antialud, 35.000 € en la compra de kits de detección de Covidien-19 o la compra de vitaminas y complementos), Compromiso ha reivindicado que las inversiones efectuadas durante esta crisis sean para todas las trabajadoras de servicios municipales por igual y que el gasto sea prioritariamente de carácter social. «Hemos insistido en que la prioridad debe ser la protección de la gente más afectada por la crisis, y esto debe verse reflejado en forma de medidas sociales», recordó Pastor. «Hemos pedido que se tenga la misma consideración con las diferentes trabajadoras municipales, y más concretamente con aquellas que trabajan cada día con personas que se encuentran en situación de riesgo».

Es por todo esto que desde Compromís se solicita que se realizan test de detección de la Covidien-19 y se tenga especial cuidado, tal como se ha hecho con otros servicios, con las trabajadoras del SAD y todas aquellas trabajadoras y trabajadores municipales en situación de riesgo o que tengan contacto con la gente que se encuentra en una situación de mayor vulnerabilidad. «Es una cuestión de salud pública. No podemos hacer distinciones entre trabajadoras municipales «, sentenció Pastor.