Mutxamel se sube al transporte sostenible

By
Updated: Mayo 12, 2017

El lunes empezó en Mutxamel, en los colegios Arbre Blanc y El Salvador, el Juego de la Serpiente, una campaña de concienciación cuyo objetivo es promover la movilidad sostenible y segura entre los estudiantes de primaria, reduciendo el uso de modos de transporte contaminantes, fundamentalmente el coche. El juego forma parte del proyecto europeo Traffic Snake Game, que se realiza en la actualidad en 19 países. La actuación, en España, es promovida por la Dirección General de Tráfico y los colegios de Mutxamel han sido de los pocos elegidos para desarrollar el juego en la provincia.

Se trata de que los colegios dediquen una quincena al año para conseguir que los alumnos acudan al centro de una manera más sostenible, evitando coger el coche, por ejemplo, en bici, andando o compartiendo vehículo. En Mutxamel se ha incorporado, como manera sostenible también, la opción de aparcar un poco más lejos de la entrada del centro y dar un paseo, pensando en los alumnos que llegan a los centros desde las urbanizaciones que no tienen alternativa al coche, contribuyendo así, además, a evitar el atasco. Día a día, conforme se va consiguiendo el objetivo diario, y alentados por los maestros, los alumnos de cada clase van anotando sus triunfos en un el mural de la serpiente gigante que se coloca en una zona visible del colegio y accesible para todos. Se ha demostrado, en anteriores experiencias que a los pocos días, los niños y niñas logran convencer a sus padres para acudir de otra manera al colegio, pues quieren llegar a ser la clase más sostenible. Por la dinámica del juego y el objetivo que se pretende conseguir a la hora de llevarlo a cabo, es necesaria la implicación de los maestros que hacen el seguimiento diario entre los alumnos. En el Salvador, además se han implicado los maestros de Infantil, dando más entidad al juego. También imprescindibles son, por supuesto, los padres, pues de ellos se requiere el esfuerzo extra que supone muchas veces dejar el coche en casa.

En el caso de Mutxamel, el juego cuenta también con la colaboración del Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Medio Ambiente que, cumpliendo con sus objetivos de fomentar la movilidad sostenible, ha querido sumarse a esta campaña. Y por último, se cuenta también con la Policía Local, tanto con los agentes que dirigen el tráfico en horas punta en los colegios, como con los que imparten las clases de educación vial, como con la unidad ciclista que va clase por clase presentando el juego a los alumnos y dando un buen ejemplo de sostenibilidad.