La reforma de la Ley del Palmeral de Elche incluirá la protección del oficio de palmerero y de la artesanía de la palma blanca

By
Updated: Marzo 30, 2017

El ayuntamiento ilicitano ha aprobado la reforma de la Ley del Palmeral de Elche que incluirá la protección del oficio de palmerero y de la artesanía de la palma blanca.

“Hemos venido a este taller para conocer los trabajos de un oficio artesanal que tiene una enorme importancia en Elche, que representa nuestra tradición y está íntimamente vinculado a la palmera”, señaló ayer el alcalde ilicitano, Carlos González, durante su visita a los talleres de la familia Serrano Valero, acompañado de los concejales de Medio Ambiente, Antonio García, y de Cultura, Patricia Maciá. “Los trabajos que tienen que ver con la artesanía de la palma blanca nos permiten comprobar cómo año tras año seguimos cumpliendo con el desarrollo de una tradición ligada a nuestro municipio”, comentó González, quien también destacó que “estamos convencidos de que la palma blanca de Elche tiene un gran mercado y que año tras año va consolidándolo e incluso incrementándolo; la impresión que nos trasladan los artesanos es que es así, y que año tras año las ventas son mayores”.

En el momento de la visita, los trabajadores estaban embalando la palma que hoy mismo se iba a enviar al obispo de Menorca, el ilicitano Francisco Conesa, “nueva incorporación a la distribución de palmas de artesanía local”, como dijo el alcalde, que también recibirán el Papa y los Reyes, entre otras autoridades.

Protección del oficio y de la artesanía

Por otra parte, durante la misma visita, el concejal de Medio Ambiente informó de que “coincidiendo con el Domingo de Ramos el Ayuntamiento, a través de Parques y Jardines, va a repartir 700 palmas que luego se van a recoger para utilizarlas durante todo el año en los talleres. García también comentó que “en la Ley del Palmeral del 86 que estamos revisando se va a proteger la artesanía de la palma blanca y la profesión de palmerero. La ley actual solo protege la palmera datilera. La declaración de Patrimonio de la Humanidad, en cambio, sí que añade más elementos de protección como la agricultura, las estructuras hidráulicas y la actividad cultural que gira en torno al palmeral”. La revisión de la Ley del Palmeral “abre una puerta al desarrollo de medidas concretas, pero eso vendrá después. Es un primer paso que se incluyan tanto el oficio de palmerero como la artesanía en torno a la palma blanca”, destacó el concejal. “En el último Patronato, que se celebró en noviembre de 2015, se constituyó una comisión técnica para proponer a conselleria esa actualización que calculamos estará remitida antes del verano”, dijo García.

Toda la vida en el huerto

Francisco Serrano, por su parte, explicó que las palmas tienen distintas medidas y clases, así como el procedimiento para obtenerlas. “Ya hay palmeras preparadas para el año que viene y eso es como una lechuga, lo que crece durante el año es lo que sale blanco, lo que tapamos, si está verde, sigue verde. La palma verde no será blanca en la vida”, señaló Serrano. El palmerero alertó sobre las plagas y dijo que “hay que tratarlas cuando se coloca el primer encaperuzado para que al cerrarla no acudan la miseria de la cochinilla o el picudo, pero si se trata no tiene peligro de nada”. Francisco Serrano dice sobre su oficio que “nací en un huerto y no he salido de los huertos. Tengo ya 80 años y llevo todo la vida con las palmeras. A los nueve años mi padre ya me hacía subir. Ahora se enseñan palmereros, pero son cortadores de leña, hay que saberla encaperuzar, machear, amarrar los dátiles, tiene muchas cosas la palmera. Yo aún estoy enseñándome. Hay muchos que están dos días y dicen yo ya soy palmerero. Tú eres cortador de leña, pero de palmerero nada. Palmerero hay que mamarlo, hay que seguirlo y hay que saberlo llevar”. Sobre el tiempo de elaboración de las palmas, Francisco Serrano comenta que se tarda desde dos días hasta 20 minutos, depende de la manera de trabajarla. Y en cuanto a los precios, “van desde siete euros hasta un euro la pequeña”.