El Hospital de Sant Joan despide a 31 residentes que terminan su especialización

By
Updated: Mayo 10, 2017

El Hospital Universitario Sant Joan d’Alacant, adscrito a la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, ha celebrado hoy la “III Jornada de despedida a residentes”, en la que se ha rendido homenaje a los 31 especialistas que acaban de finalizar su período de residencia en el Hospital de Sant Joan y los centros de atención primaria del Departamento.

La gerente del Departamento de Sant Joan, la doctora Beatriz Massa, les ha agradecido la labor realizada durante estos años y les ha animado a continuar el nivel de inquietudes, esfuerzo y trabajo en equipo que caracteriza a los años de residencia. Por su parte, el presidente de la Comisión de Docencia, el doctor Juan Manuel Arriero, ha compartido con los residentes su propia experiencia personal al terminar la residencia y la del hospital con los especialistas que ya han finalizado y que ha sido objeto de una reciente publicación. En este acto se ha hecho entrega de un diploma conmemorativo a los 31 residentes, que pertenecen a las especialidades de Anestesia, Cardiología, Cirugía, Farmacia, Obstetricia y Ginecología, Oftalmología, Medicina Intensiva, Medicina Nuclear, Medicina Preventiva, Medicina Interna, Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Pediatría, Psiquiatría, Radiodiagnóstico, Traumatología, Medicina Familiar y Comunitaria y Enfermería Familiar y Comunitaria.

Sentidas despedidas
Sin duda, la entrega de diplomas ha sido el momento más conmovedor del acto, ya que los tutores o jefes de servicio les han dedicado unas palabras de agradecimiento a cada uno de los especialistas. En ellas han reconocido su capacidad de esfuerzo durante la residencia, su compromiso con los pacientes, su potencial, su sufrimiento en ocasiones, y sobre todo su ilusión por hacer las cosas cada vez mejor. Como ha señalado uno de ellos, la relación tutor-residente es de las mejores que se pueden experimentar. “Enriquece mucho, se comparten vivencias personales y se transmiten mutuamente conocimientos que favorecen a nuestros pacientes”. Han sido discursos en los que les han agradecido a los recién egresados su admiración y respeto hacia la relación que se establece entre profesional sanitario y paciente y su máxima implicación en el cuidado de estos últimos.

Muchos de ellos han coincidido en destacar la calidad humana de los residentes en su trato con los pacientes. “En estos años te has convertido en una buena profesional y en una muy buena persona”, destacaba un tutor. Y también ha sido recurrente la idea de que, durante su tiempo de formación, no sólo adquieren conocimientos los residentes, sino que para los tutores supone un verdadero estímulo su paso por aquí. Les han animado a conservar la alegría y el buen humor que trajeron hace cuatro y cinco años al hospital y, como no podía ser de otra manera, les han deseado mucha suerte en su trayectoria profesional y que continúen “descubriendo lo genial y apasionante de nuestro trabajo, ver fluir la vida de forma natural, los ciclos vitales de nuestros pacientes”.